Zelenski pide a Putin dialogar, si no Rusia sufrirá lo inimaginable

El presidente de Ucrania vuelve dormirse. Lenski dice que es hora de entablar conversaciones significativas sobre la paz y la seguridad con Rusia.

Quiero que todos me escuchen ahora, especialmente en Moscú. Ha llegado el momento de una reunión. Es hora de hablar, ha afirmado Lenski en un discurso en video publicado este sábado.

El mandatario ucraniano también ha dicho que ha llegado el momento de restaurar la integridad territorial y la justicia para Ucrania.

De lo contrario, ha advertido, las pérdidas de Rusia durante la guerra serán tales que el país necesitaría generaciones para recuperarse.

Se Lenski también ha afirmado que Ucrania siempre ha querido negociaciones serias y honestas sobre la paz y la seguridad sin demora.

Sus palabras se producen luego de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, denunciara el día viernes en una conversación con el canciller alemán, Olaf Scholz, qué Kiev busca demorar las negociaciones y que plantea propuestas poco realistas.

El asesor del jefe de la Oficina Presidencial de Ucrania, Alexei Aristóbulo, acusó directamente este sábado al ex presidente del país, Petro Poroshenko, de provocar el conflicto con Rusia, informan medios locales.

De acuerdo con Aristóbulo, los cambios introducidos en el año 2019 por el ex mandatario en la Constitución de Ucrania, que trazaron su curso hacia la adhesión a la OTAN, dieron esperanzas falsas al país y sirvieron como detonante para la crisis actual.

Poroshenko sabía que la OTAN nunca nos aceptaría y una gran parte de culpa por lo que está pasando en Ucrania ahora recae en aquellos quienes aprobaron y promovieron esta norma a la Constitución, manifestó el funcionario ucraniano.

Desde el pasado 24 de febrero, cuando Rusia lanzó una operación militar especial en Ucrania bajo las órdenes de Vladimir Putin, las partes del conflicto han mantenido conversaciones para un acuerdo que acabe con los enfrentamientos, pero no ha habido señales de avance.

Rusia dice que solo frenará sus operaciones militares si Kiev acepta sus principales condiciones, entre ellas la desmilitarización del Estado ucraniano y la renuncia del anhelo de unirse a la OTAN.