UCRANIA Advierte que Defenderá MILITARMENTE su Territorio Frente a RUSIA

El ministro de Defensa de Ucrania advirtió este lunes en un mensaje al Ejército que su país tendrá que hacer frente a nuevas pruebas y pérdidas humanas y acusó a Rusia de buscar resucitar a la URSS.

Tenemos pruebas difíciles delante nuestro. Habrá pérdidas. Tenemos que soportar el dolor, superar el miedo y la desesperanza, dijo o Lexy Resnick en una declaración publicada por su ministerio.

Pero vamos a vencer, sin ninguna duda. Estamos en nuestra tierra, agregó. Las declaraciones del ministro de Defensa de Ucrania tienen lugar al día siguiente de la decisión del presidente ruso, Vladimir Putin, de reconocer la independencia de los territorios prorrusos, de dones y lugares y de desplegar tropas allí.

El enemigo mostró su verdadero rostro, el de un criminal que quiere tener de rehén al mundo libre. Así lo mencionó el ministro ucraniano.

El Kremlin ha dado un nuevo paso para resucitar a la URSS y la única cosa que nos separa de ello es Ucrania. Y el ejército ucraniano continuó el lunes por la noche.

Putin dio la instrucción a su ejército de desplegarse en la república separatista de dones y lugares horas después de reconocer su independencia. Una decisión que puede agravar el conflicto en Ucrania y que ha dejado como consecuencia 14000 pérdida de vidas desde el año 2014.

El ejército ucraniano dijo el martes que dos soldados perdieron la vida y dos han resultado heridos en una serie de bombardeos llevados a cabo por los separatistas prorrusos en el este de Ucrania. En las últimas 24 horas, el mayor número de víctimas este año.

Mientras aumentan las violaciones del alto al fuego en la zona, también publicaron en su página de la red social Facebook que se habían registrado 84 casos de bombardeos por parte de los separatistas que, según dijo, abrieron fuego contra unas 40 localizaciones a lo largo de la línea del frente, utilizando artillería pesada.

Ucrania ha acusado a Rusia de provocar la violencia, afirmando que Moscú la utilizado como pretexto para reconocer formalmente la independencia de las regiones del este ucraniano y trasladar sus tropas a la zona, precipitando una crisis que Occidente teme que pueda desencadenar una gran guerra.