El ejército ruso captura un gran número de armas suministradas por la OTAN a Ucrania

El Ejército ruso captura un gran número de armas suministradas por la OTAN a Ucrania.

El ejército de Rusia inutilizó 67 tanques, 16 lanzacohetes múltiples y 87 vehículos militares ucranianos, comunicó el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Sonasen KOF con Hansen confirmó que las fuerzas armadas del país han eliminado 211 instalaciones militares de la infraestructura militar de Ucrania, entre ellas 17 puestos de mando y centros de comunicación, 19 sistemas de defensa aérea S, 300 iosa, 39 estaciones de radar.

Se derribaron seis aviones de combate, un helicóptero y cinco drones y se destruyeron 67 tanques y otros vehículos de combate blindados y 16 sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple.

Además bloquean las ciudades ucranianas de которую Sumi fueron destruidos 67 tanques y otros vehículos blindados de combate, 16 lanzacohetes múltiples y 87 vehículos militares especiales, dijo con Rosencof a los periodistas.

Las fuerzas de Donetsk y Lugansk, las fuerzas de Donetsk y Lugansk, con apoyo de las Fuerzas Armadas de Rusia, avanzaron más de 20 kilómetros hacia posiciones de las tropas ucranianas, declaró con Rosencof las fuerzas de la República Popular de Lugansk se adentraron 21 kilómetros y tomaron la localidad de Troje Aviónica.

Las unidades militares de la República Popular de Donetsk, al romper la defensa preparada de los batallones nacionalistas, avanzaron hasta 25 kilómetros y salieron a la ciudad de Golfo Baja, indicó el general.

Durante los combates mencionó Las fuerzas de Donetsk y Lugansk capturaron una gran cantidad de armas suministradas a Kiev por países occidentales.

Entre los tres están sistemas de misiles antitanque estadounidenses, jabalina y lanzagranadas antitanque británicos.

Law precisó el 21 de febrero, Rusia reconoció la independencia de Donetsk y Lugansk. Las dos territorios se independizaron de Ucrania en mayo de 2014, tras desconocer a las nuevas autoridades que resultaron del golpe de estado producido en Kiev.

Y desde entonces no cesa el conflicto entre el gobierno central y los dos territorios.

El presidente ruso, Vladimir Putin, durante una alocución televisada el 24 de febrero por la mañana, anunció el lanzamiento de una operación militar especial en el territorio de Ucrania, alegando que las repúblicas populares de Donetsk RPD y Lugansk RPL, ya reconocidas por Rusia como estados soberanos, solicitaron la ayuda militar en virtud de los recién firmados tratados de amistad y asistencia recíproca frente a lo que califican como agresión por parte de Kiev.

Putin afirmó que uno de los objetivos de Rusia es lograr la desmilitarización y la desertificación de Ucrania. También amenazó con llevar al juicio a los autores de numerosos crímenes sangrientos contra civiles.

El mandatario ruso pidió a uniformados y civiles en Ucrania que no opongan resistencia a esa operación y advirtió de que Rusia responderá de inmediato a cualquier fuerza externa que le amenace o se ponga en su camino.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso aseguró que los ataques militares no van dirigidos contra ciudades ucranianas ni ponen en peligro a la población civil, sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica.

El presidente de Ucrania, Vladimir Lenski, anunció la imposición de la ley marcial en todo el territorio nacional.

Numerosos países ya condenaron la intervención militar de Rusia en Ucrania.

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, pidió al presidente Putin, en nombre de la humanidad, retirar las tropas a Rusia y no permitir que en Europa comience lo que podría ser la peor guerra desde comienzos del siglo.